Pensamientos y Emociones – Tu SúperPoder Para el Cambio

Pensamientos y Emociones – Tu SúperPoder Para el Cambio

abril 27, 2019 0 Por Monik Zapata

 

 

Conocer tus pensamientos, emociones y conductas, es saber en qué lugar te encuentras, es una herramienta de poder.

 

Esta trilogía es el propulsor para llegar al destino propuesto o, tu mayor enemigo para conseguirlo.

Y cualquier tipo de transformación que plantees en tu vida, requieres de esa conciencia de tu estado mental y emocional. Te posiciona en actitud y línea de partida.

 

 

«El pez solo sabe que vive en el agua, después de que ya está en la orilla del río. Sin nuestra conciencia de otro mundo, nunca se nos ocurriría cambiar.» Barry Long 

 

Te Cuento el Caso de Juanita:

Imagina a Juanita, una joven mujer con muchos sueños, deseos de cambio y una lista larga de cosas que quiere mejorar en su vida.

En los primeros lugares está adquirir el hábito de hacer ejercicio, lo ha intentado durante varios años, sin resultados permanentes, que la frustran y aumentan su sensación de fracaso.

Y además… tiene unos bajones recurrentes de ánimo, cree y siente que no es capaz de mantener un propósito, además que no es importante ni ella, ni sus logros.

 

Frustrante, Verdad?

Es su estado mental y emocional, actuando en automático frente a este deseo de cambio, enfrentado su sentimiento de incapacidad.

Siendo una manera aprendida en algún momento de su vida, que repitió lo necesario hasta responder sin razonarlo.

El sentimiento de incapacidad, que sucedió al pensamiento o creencia en Juanita, le genera un estado interno que se expresa en el cuerpo, retrayendo la producción de química promotor de un estado de crecimiento, creando contracción o huida, que desencadena una emoción.

 

El Bucle Pensamiento, Emoción y Conducta

De allí, nuevos pensamientos se envían a su mente derivados de la situación y ésta vuelve a generar emociones en consecuencia.

Un bucle que se repite una y otra vez (Determinado en investigaciones del Dr.Joe Dispenza).  Manteniendo a Juanita, en el mismo lugar por mucho que lo intente, sin avanzar en su decisión.

 

Aquí te quedará más claro:

 

 

 

 

¿Con Qué Finalidad?

Como el caso de Juanita, con el propósito de que vivas esa situación una próxima vez, las conexiones sinápticas activen las mismas neuronas y respondan con la misma emoción conocida.

Conexiones construidas en nuestra mente por aquella primera experiencia.

Adaptación, generando una vivencia futura sencilla, fácil y rápida al estar frente a la misma situación.

 

El Interesante Programa Automático… Pensamiento, Emoción y Conducta

Tu mente cae en ese bucle, porque, por distintas razones, has creado el hábito que conecta a tipos de emociones negativas.

Y tu programa emocional automático posee tal poder, tan fuerte que te lleva a comportarte como lo has repetido múltiples veces.

 

Este es un Lado de la Moneda, ¿Quiéres Conocer el Otro?

Buenas noticias! Puedes cambiar tus hábitos emocionales

Lo primero, para hacer, es dejar de ser quien siempre has sido =0, fortaleciendo el hábito de ser tu nuevo yo.

Tienes que enseñar a tu mente, distintas formas de sentirse ante esas situaciones (estímulos) a las que está acostumbrada a reaccionar (rutina),

 

Y para que eso ocurra, qué te parece si empiezas aplicando esta fórmula…. Que no es mágica pero sí, efectiva.

 

¿Quieres Descubrir la Triada Pensamientos, Emociones y Conductas?

 

Es hora de actuar, toma papel y lápiz y lleva a la práctica estos 5 pasos:

 

1. Identifica la situación, que te hace comportarte de esa forma específica.

2. Conocido el estímulo de manera clara y concreta, asociado a esa forma especial de sentirte, Define cuál es la emoción precisa y vívela, experiméntala, siéntela, con conciencia.

3. Puntualiza tu estado mental, es decir, date cuenta cuáles pensamientos se presentan bajo el efecto de la emoción.

4. Precisa su estado de verdad, indaga qué tan cierto es lo que piensas, qué sería lo peor que pasaría si sucediera y lo mejor que aconteciera si dichos pensamientos no estuviera .

5. Y por último, especifica tus acciones, o sea, ten claro cómo vas a actuar cuando dichas emociones se presenten en tu cotidianidad.

 

Qué tal?, si miramos cómo le fue a Juanita con la fórmula:

 

La situación, presenta bajones en su estado de ánimo

♦ La emoción, tristeza y frustración

♦ Los pensamientos, no importa lo que haga, si lo logra o no, no se siente  importante, no puede mantener un propósito.

 

Ahora, a Poner a Prueba el Estado de verdad, Qué te Parece?

Es cierto? No, Está rodeada de su familia para la cual es importante, Ella ha logrado mantener otros hábitos positivos en su vida, ha sostenido su propósito de mejorar en la alimentación sana.

Lo peor, no hacer ejercicio, quizás enfermar o aumentar de peso

Lo mejor, sentirse en paz con sus logros, contenta con cada avance y dejar la frustración para empezar a construir el hábito permanente de hacer ejercicio.

Las acciones, ponerse en marcha al darse cuenta que eran sus pensamientos, la realidad era otra, hacer un plan y empezar poco a poco, haciendo ejercicio con el mínimo esfuerzo y así sostenerlo en el tiempo e ir aumentando.

 

… Mira los Beneficios, Interesante No?

Conoces qué situaciones te originan ese hábito emocional.

Entiendes a la perfección, los componentes de ese hábito (pensamientos, emociones y acciones).

Estás alerta, ante una situación desencadenante del hábito emocional negativo, lo ves venir, te permite prevenir su efecto antes de que ocurra.

Despiertas el filtro de la consciencia y de realidad, pasando por él lo que estás viviendo, sintiendo si es real y racional o, no es más que un efecto amañado, de tu vieja manera del pasado.

 

Es una decisión, que apunta a apoyarte en la creación de hábitos que generen valor a tu vida (abarca muchas de tus rutinas, otros hábitos ) igual puedes no hacerlo, pero antes sopesa lo que  vas a perder:

Échale Ojo, Estas son Algunas Pérdidas…

» Estarás sintiéndote víctima de las circunstancias de tu vida de tu estado interior (pensamientos, emociones y conductas) , rodando atrapada en el bucle.

» Intentando llevar un cambio a tu vida, desde la misma posición o lugar donde construiste tu rutina actual y, creciendo la frustración al ver lejana la transformación que deseas.

 

La Epigenética Dice Frente a la Emoción:

El entorno activa la genética, la experiencia produce una emoción y, dependiendo de cuán positiva o no sea, permite transformarte para actuar en crecimiento ante la misma vivencia, al generar otras conexiones a las existentes.

Te pone al mando,  cuanto más te conoces, más aumentas tu poder, incrementa tus posibilidades, dejas el automático con cada indagación que hagas a tus pensamientos, acciones-reacciones y sentimientos.

Así, empiezas a romper el bucle y construir la realidad que quieres.

 

Recuerda, tu estado interior es la columna que sostiene tu acción, por tanto ten en cuenta:

 

Conocer tu estado interior te pone a cargo de tus conductas

 

Hazte cargo de ese poder, empieza con Uno, porque es paso a paso, ya lo sabes, es allí donde radica un verdadero cambio en tí, en los pequeños pasos.

 


Ánimo, comienza ahora tu gran cambio! Para hacerlo permanente, es tu estado interior el soporte fundamental.

Comprende tus Pensamientos, Emociones y Conductas Consecuencia de Tu Estado Interior!

En esta tribu, la transformación es de cada uno desde el interior y así, aportar a la del mundo!

 

Súmate  al reto ¡Cambiando Creo el Cambio!Con Hábitos Sustentables

 

 

Comparte en tus redes sociales
Share on Facebook
Facebook
Pin on Pinterest
Pinterest
Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email