5 Claves Para Enfocar Tu Cambio De Consumo De Manera Fácil Y Sostenible

julio 25, 2020 0 Por Monik Zapata
cambio de consumo

¡Porque el cambio de consumo es una oportunidad que está presente en cada aspecto de tu cotidianidad!

Tu vida está compuesta por una enorme cantidad de maneras, que necesitan en mayor o menor proporción de diversos recursos.

En tu cotidianidad te alimentas, sea que prepares o compres, te bañas, lavas tu ropa, aseas tu casa, lavas los platos y utensilios de cocina, te desplazas al trabajo o universidad, vas al cine, al bar… una muestra de todas esas cosas que haces pero que quizás no tengas en un listado.

Te has detenido a reflexionar sobre qué tuvo que suceder durante todo el recorrido y la cadena de producción necesaria, para estar disfrutando de ese producto o servicio. Y sobre el valor detrás de lo que compras.

Ahora, permíteme que te pregunte: ¿qué sabes de ellos?, ¿podrías decirme de dónde vienen?, ¿cuál es su historia, su ciclo vital?, ¿en qué condiciones fueron producidas y cuál será su final?

Hace unos años empecé a cuestionar estos asuntos, y poco a poco he ido descubriendo un mundo de desengaños, injusticias,  y manipulación; ¡pero también de alternativas, optimismo y empoderamiento! que vas a conocer aquí.

¿Porqué Es Una Oportunidad El Cambio De Consumo?

Bajo esta mirada todo es consumo, (como lo plantean Dubois y Rovira) con lo cual concuerdo, nos hemos convertido en seres que siempre están consumiendo algo, sea un bien o un servicio.

La buena noticia!!!, el problema y también la solución— es que la forma en que consumimos determina el diseño de nuestro sistema económico, político y social.

Puede sonar demasiado grandeee, pero lo haces cuando eliges uno u otro producto/servicio porque el mercado responde y produce, cuando estás respaldando una manera justa, considerada o no con todos los participantes en la cadena de producción.

Precisamente, la toma de conciencia sobre la importancia de nuestros actos es el motor para reflexionar sobre qué tipo de consumidores somos y, lo que es más importante, sobre qué tipo de consumidores queremos ser.

Cuáles Son Las Oportunidades Que Tienes con el Cambio de Consumo?

Muy seguramente conoces o has escuchado hablar sobre consumo y consumidor responsable, crítico, ético, político, consciente y transformador, ciudadano de mercado, etc., y quizás no haya una unidad frente a sus significados.

Pero, lo importante  es que abraza un concepto de consumo que va más allá del acto dirigido a la mera satisfacción de unos intereses o necesidades individuales.

Sino que piensa, busca y elige sus opciones orientándolas a unas con menor impacto negativo y un mayor efecto positivo en la sociedad y el medioambiente. Que adoptes unas u otras posturas llevarán al cambio o no de las actuales maneras.

Por tanto, para cerrar el abanico que se te puede intimidar, estos son 5 focos de acción de un consumidor  responsable (según revista Ethical Consumer) dentro del cual puedes moverte e ir adoptando si no lo haces, o fortaleciendo si ya estás en el camino:

1. Consume Menos

Aquí, la invitación es a revisar tus hábitos de consumo y ser reflexivo al momento de comprar o pensar en hacerlo. Entonces ten en cuenta cuestiones como:

¿Esta adquisición es una necesidad o un capricho?; ¿cuánto lo voy a utilizar?; ¿las materias primas que se usaron son renovables?; ¿el tenerlo aportaría felicidad a mi vida? Y puedes adentrarte más ¿cuánto durará?;

2. Alza Tu Voz, Sé Más Activo E Involúcrate Políticamente

Como consumidor tienes mucho más poder del que piensas. Tanto, que se podría decir que cada día votas con las compras que haces como si se tratase de unas elecciones políticas.

Por ello tu voz debe hablar para elegir, adquirir y apoyar a aquellos productores que dedican sus esfuerzos para tener prácticas orientadas a la protección y mejora del medio ambiente y los recursos naturales. Y no premiar con tu compra aquellos que no lo consideran.

¿Cuál es la práctica de la empresa productora o proveedora? Esta sería una buena pregunta para empezar a depurar tus elecciones, no te parece?

3. Consume Productos O Servicios Locales

Estamos en un momento donde esta premisa tiene todo el sentido, piensa global, pero consume local, porque son más que claras sus consecuencias actuales.

Al comprar local hay ahorro energético y la reducción de emisiones de gases de efecto invernadero, ayuda a la economía y desarrollo local, se crea espacio para competidores más pequeños, lo que deriva en una mayor oferta y una eventual bajada de precios y mayor accesibilidad para los usuarios y consumidores, donde se favorece modelos productivos justos y responsables. Esto a grandes rasgos.

Entonces elige tiendas y mercados cercanos, artesanales, de comunidades campesinas.

4. Guarda E Invierte Tu Dinero En Bancos Éticos

A lo mejor sea nuevo para tí, yo tampoco lo había conocido antes, pero es una alternativa a la banca tradicional que se caracteriza por los principios éticos, de coherencia, de participación, transparencia e implicación.

Permiten el apoyo a proyectos que, además de ser económicamente viables, son social, ética y medioambientalmente responsables.  Esta es una manera de alzar tu voz y respaldar a quienes tienen tus mismos intereses.Recicla,

Que sea esta la primera puntada para conocer y ser usuario de estas alternativas,  www.triodos.com es uno de los bancos que funciona en europa, aquí puedes conocer más.

5. Arregla Y Compra Productos De Segunda Mano.

Hablamos de consumir de una forma inteligente y responsable ya que reutilizar productos es siempre muchísimo más recomendable y beneficioso para el medio ambiente que reciclar o comprar Nuevo, así estás alargando la vida útil del producto, desperdiciando menos y economizando algo de dinero.

Existen aplicaciones que facilitan esta tarea, Wallapop es una de ellas pero hay más alternativas, déjate picar por la curiosidad o inicia con tu círculo cercano un intercambio de aquello que tienes acumulando polvo.

Pero no te agobies…

Sólo sé consciente de que las oportunidades para aportar están en todas partes, momentos de tu rutina, porque como ya lo hemos hablado somos consumidores, el caso es pensar, preguntarte que vas a consumir, que hay detrás para apagar el automático y hacerlo con más conciencia.

Y no tienes que hacer de todo, es lo ideal, pero elegir uno para empezar es una ganancia enorme, tienes la gratitude de muchísimossss.

A que le Apuestas Con el Cambio de Consumo…

Al tomar la decisión, por pequeños que parezcan tus actos estás dando tu apoyo al cambio. Sumando a:

1. 💪🏼  Crecer y estimular una cultura del consumo ético, donde se piense más allá de la necesidad individual y el deseo.

2. 💪🏼  Movilizar y sensibilizar sobre el consumo responsable  a través de tus decisiones que envían un mensaje claro al mercado que está leyendo constantemente.

3. 💪🏼  Fortalecer la educación al convertirte en tu familia y conocidos en un influenciador de prácticas de consumo consciente.

4. 💪🏼  Fortalecer la acción social favoreciendo bienes de consumo beneficiosos y sustentables, pues estas ejerciendo tu poder de consumidor.

5. 💪🏼  Difundir, ser multiplicador de los beneficios de productos ecológicamente correctos (con tecnologías no contaminantes, envases mínimos y reciclables, consumo mínimo de energía, etc.) y socialmente justos (productos que sean generados por iniciativas de producción locales fundadas en la autonomía, en la cooperación, en la correcta distribución de la renta y en la promoción de una vida digna para los trabajadores.)

Esto es definitivo, se trata de aprender a ser críticos con las prácticas empresariales, con la publicidad que nos bombardea y con nuestro comportamiento diario; de tomar las riendas de nuestro  consumo que nos hace partícipes en la toma de decisiones sobre los aspectos éticos, económicos, políticos y sociales que modelan no solo el mercado, sino condiciones en nuestra sociedad.

Eso Sí!!!

Teniendo presente que el consumo responsable es algo dinámico que todos nosotros vamos construyendo, no sólo a nivel particular, sino también a nivel social.

Es un proceso de aprendizaje, una aventura de descubrimiento interno
(nos lleva a mirar nuestros verdaderas razones sobre lo que compramos)  y externo no siempre fácil de practicar y que exige curiosidad, compromiso y paciencia.

Asi, no sólo estaremos contribuyendo a un cambio de paradigma de consumo y producción que deseamos, sino también al enriquecimiento de nuestras propias vidas y de muchos más.

Y tú, apúntate a la aventura de cambio de consumo en tu vida, ya te has dado cuenta que es simple y sus beneficios grandes.

Comparte en tus redes sociales
Share on Facebook
Facebook
Pin on Pinterest
Pinterest
Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email