¿Quiéres Cambiar Hábitos? Lo que Tienes Que Saber para Lograrlo

¿Quiéres Cambiar Hábitos? Lo que Tienes Que Saber para Lograrlo

marzo 10, 2019 0 Por Monik Zapata

Si quieres cambiar hábitos, descubre durante la lectura un modelo de 3 pasos para lograrlo, sin sumar más estrés, de manera que permanezcan en tu vida.

Me encuentro escribiendo sobre cómo cambiar hábitos y para serte sincera, no era el tema que generara mayores interrogantes en mi vida hasta hace un tiempo, porque al igual que la gran mayoría, era practicante asidua en modo automático (analfabetas del hábito 😮 ).

Hablamos, opinamos y hasta juzgamos las rutinas de otros, cercanos y no tan cercanos, y desconocemos de su gran poder, de cómo definen nuestro estilo de vida.

A partir de este encuentro, las cosas cambiarán para tí, conocerás más sobre hábitos, ¿qué dices?

Hay gran información sobre el tema, investigaciones que dan elementos valiosos en esta dirección.

A este lugar llegué, de la mano de mi compañero de vida (un curioso y practicante de hábitos saludables), descubriendo en mi práctica personal, una manera, 3 momentos, que me han permitido ir moldeándolos en sentido de crecimiento.

Ello me impulsa a compartirlo y con tu permiso, aquí están:

Momento 1: Desnuda el Hábito y Réstale Poder

Sabes?  variados estudios en sus hallazgos dicen que  más del 40% de lo que haces día a día son hábitos.  Piensa… desde la forma en que te despiertas, te levantas, te duchas, te vistes, caminas, y la lista continua…

Los hábitos, obedecen a un esquema simple y entender cómo funciona, te pone en estado de conocimiento, para identificar cómo te encuentras en cada componente y ponerte en la tarea de cambiarlos.

Bajo esta regla conocida como las 3R, es fácil comprender la formación del hábito desde lo psicológico, aquí te va:


📌 Recordatorio o Estímulo:  El desencadenante del comportamiento

📌 Rutina: La acción que ejecutas

📌 Recompensa: El beneficio obtenido por ejecutar la acción


Cuando realizar la acción, genera una recompensa positiva, agradable, la próxima vez ante el mismo recordatorio,  no lo pensaras! seguirás la rutina ya conocida.

Es así como, al responder de igual manera ante el estímulo una y otra vez, estás construyendo un camino que tu cerebro recorre en automático.

Ohh sorpresa! Allí está tu nueva manera.

Te interesa Saber ¿Para Qué o Por Qué se Forman los Hábitos?

Porque buscan  hacer más eficiente a tu cerebro. O sea, cuando éste se ha formado, el cerebro deja su participación activa en lo relacionado con la decisión y lo necesario para llevar a cabo la acción, va directo.

El hábito, ya cuenta con la tarjeta de acceso directo, no pasa por control.

Tu cerebro se vuelve imán de patrones, para hacerlos parte de tu rutina rápidamente. Así, el inconsciente se hace cargo y la acción pasa a ser más eficiente.

Su finalidad…

Ahorrarte energía para aquellas actividades que requieren mayor atención, las creativas, resolutivas, reflexivas… energía valiosa!

Ya saliste de la oscuridad, comprendes esta dinámica, tienes la opción de evaluar y no seguir respondiendo a los estímulos.

Sino, tomarte el tiempo, un respiro para preguntarte a qué estás obedeciendo sin pensarlo.

Los Hábitos constituyen tu estilo de vida aquí y ahora!, suman al que tendrás mañana y te posibilitan  transformar tu vida.

A la acción, en 5 pasos:

1. Haz la lista de rutinas generadoras de sentido-bienestar, y rutinas que te roban bienestar y limitan en tu vida.

2. Prioriza según el impacto y deseo de cambio, en cada listado

3. Elige la primera de cada listado, con la que deseas iniciar y analiza:

Cuál es tu rutina (Ejm.Tomar soda, comer frituras)

√ Identifica tu recordatorio o estímulo de esta rutina (sitios, emociones, amigos, publicidad, etc)

√ Conoce tu recompensa, que obtienes agradable al llevar a cabo la acción (Saciedad, calmar la sed, ahorrar tiempo)

4. Empieza con la rutina de bienestar, ante la situación real (ya no imaginada) a hacer consciencia de cada componente del hábito (estímulo, rutina, recompensa). Repítelo hasta que lo sientas muy fuerte.(entrenamiento :))

5. Toma la rutina ladrona de bienestar, y frente a la situación reconoce el estímulo y la recompensa. 

Empieza eligiendo una acción mínima (cambiar tu rutina)  que genera tu respuesta o conducta, reemplázala por una,  que te dé similar recompensa y te represente el menor esfuerzo.

Al hacerlo estás tomando el poder en tus manos, una acción pequeña e inicial de gran valor para tu vida.  Eleva el ancla y empieza a navegar al destino que anhelas.

Momento 2: Hacer o No Hacer? (esa es la cuestión).  Dos Maneras para Construir Hábitos.

Pregúntate, cuántas veces has dejado de hacer algo que habías decidido, o te pones en acción contraria?

Quiero contarte, ambas son rutinas que construyen un hábito, tanto si le das acción a tu decisión inicial, como si dejas de hacerla para hacer algo más. Yo lo llamo el Hábito de no Hacer.

Como ya sabes, por medio de la repetición el cerebro identifica patrones para llevarlos al piloto automático y ante la situación ya no lo sometes a la razón, pasa derecho y actúas no Haciendo.

Te ha pasado alguna vez? a mi sí  😊

Suena el reloj despertador en la mañana, lo programaste para levantarte y hacer 20 minutos de ejercicio al iniciar tu día.  Pero bajas la alarma y decides que dormirás ese tiempo.

Decidiste No Hacer ejercicio. Si es un acto eventual, no problem, si es tu manera de responder automáticamente, es un hábito, al igual que si te levantas y haces ejercicio las veces que has programado.

De esta manera estas fortaleciendo el Hacer o el No Hacer, lo que te lleva a construir el estilo de vida que deseas, o bien, verlo más lejano cada vez.

Puede cambiarse!

]Pues es una manera, te comparto como hacerlo, corto, pero requiere de tu consciencia:

1. Fortalece tu Hábito de Hacer (ir por rutinas constructivas)

Descubre el Por Qué no te decides a actuar y trabaja sobre ello, de manera consciente (escribe sobre ello, preguntándote por qué y por qué ante la nueva respuesta y así sucesivamente, hasta encontrar la razón de fondo).

2. Reemplaza un Hábito Destructivo por uno Constructivo

Identifica un hábito, que has dejado de lado, al No Hacer, de tu lista de quisiera hacer …, uno sencillo, de mínimo esfuerzo.

Empieza a hacer (practicarlo, incluirlo) y poco a poco lo vas fortaleciendo, de esta manera el otro se irá debilitando hasta salir de tu rutina.

Una propuesta indecente…

Deseas salir a caminar pero en vez de eso, tomas el control de la televisión…  Un momento, enciende el botón de Stop!!

Comienza a incorporar el Hábito de Hacer, caminando en tu jardín o por toda la casa de manera consciente, antes de coger el control, así éste con el tiempo irá perdiendo fuerza 👌🏼

Se requiere táctica para crear nuevas conexiones neuronales en tu cerebro y la mejor es adoptar Un Hábito a la vez, hazlo simple al comenzar, y siempre!

Como en el ejemplo anterior, inicia caminando un trayecto cómodo para tí y en varios momentos de la semana, aumentas la duración cuando sientas que no es esfuerzo para ti hacerlo.

Cambiar hábitos, el No Hacer, te hará sentirte mejor y reafirmará el logro.

Para continuar fortaleciendo tu Hacer ¡lee esto!

Momento 3: Tu Estado Interior, Vital al Mejorar o Cambiar Hábitos en tu Vida

Es en tu interior donde radica la fuerza para emprender cualquier acción en tu vida, y para llevarla al nivel que deseas, pero también, se ubican las trancas en la rueda que obstaculizan el avance.

El estado mental y emocional, también entra en automático, al estar frente a un pensamiento o creencia generado por un estímulo. El cual luego expresa una emoción, y seguido un sentimiento que activan en el cuerpo una química para favorecer que te pongas en modo crecimiento o huida.

Un bucle que se repite una y otra vez:

De todo lo anterior, nuevos pensamientos se envían a tu mente derivados de la situación y ésta vuelve a generar emociones en consecuencia. ( Neurocientífico Joe Dispenza).

Has creado el hábito que genera tipos de emociones negativas, donde ya no es necesario racionalizar.

cambiar hábitos

Pero no es ley, puedes cambiar estas conductas, tienes que enseñar a tu mente, distintas formas de sentirse ante esas situaciones (estímulos) a las que está acostumbrada a reaccionar (rutina).

Toma lápiz y papel, es el momento de la práctica:

  1. Identifica la situación, el estímulo de manera clara y concreta, que genera  este comportamiento determinado.
  2. Define cuál es la emoción exacta y experiméntala, siéntela, con conciencia.
  3. Puntualiza tu estado mental, es decir, observa tus pensamientos presentes bajo el efecto de la emoción.
  4. Precisa su estado de verdad, pregúntate que tan cierto es lo que piensas, que podría ser lo peor que pasaría si sucediera y lo mejor que pasaría si dichos pensamientos no estuvieran.
  5. Especifica tus acciones, tu actuar cuando estés bajo el radar de dicha emoción.

¿Tú Quieres Cambiar Hábitos que Duren para Siempre?

Lleva a la práctica estos tres momentos, pondrás verdad al prósitos que te has puesto en frente, parate en la línea de partida.

El tiempo que demores en tener un nuevo hábito no es lo importante, nadie te persigue y no es una competencia así que deja de preocuparte por el tic-tac del reloj.

Mejor, disfruta de los pasos que vas dando, reconócete vencedor cada día, que es sobre el que tienes poder.

No se trata de grandes carreras, sino de identificar tu propio ritmo, para construir hábitos en tu vida que den valor en todos los sentidos.

Cuéntame  en los comentarios ¿cuál hábito te acompaña en el tiempo, que haz buscado cambiar sin lograrlo?

Comparte en tus redes sociales
Share on Facebook
Facebook
Pin on Pinterest
Pinterest
Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email