¿Cómo Empezar a Cambiar tus Hábitos de Consumo a Sustentables?

¿Cómo Empezar a Cambiar tus Hábitos de Consumo a Sustentables?

agosto 11, 2019 0 Por Monik Zapata

Cambiar Hábitos De Consumo, Un Viaje Obligado!

¿Conoces la historia de Cornelio el cocodrilo que le entró al cambio? Empezó caminando en sus dos patas traseras sin dejarse de la critica, porque lo normal era arrastrarse. 

No se detuvo, fue más allá, estuvo en tierras lejanas, donde del mono y con dedicación, aprendió a colgarse de los árboles con su cola y hacer la vertical apoyado en su cabeza, descubrió nuevas cosas que le hicieron feliz. 

Entonces, su vida ya no fue la misma, ni la del río donde solía vivir, porque al regresar mostró a los demás lo aprendido, aunque hubo resistencia, muchos empezaron a intentarlo. (Fuente: “Cornelio, el cocodrilo diferente” de Roser Ros)

Así, se dispuso a Crear en su vida algo distinto a lo que hacía, emprendió el viaje, con unas maneras más sencillas que otras, pero empezó con lo cercano a él, creó nuevos hábitos que tocaron a otros y le daban felicidad.

Ahora… Es el Viaje que te Invito a Emprender…

A partir del cambio de nuestras maneras de consumo, porque son ellos quienes van determinando cómo vivimos nuestra vida, en función de qué.

Aprovechar las ofertas porque son ofertas, usar y deshechar, Llevar otro producto porque está a precio rebajado, adquirir una casa mas grande, usar deshechables porque son mas comodos y continuará… son razones que soportan nuestro consumo.

Apuéstale A Cambiar Hábitos De Consumo

Esto obliga a reformular tus razones, para destrenzar la cadena del consumismo y convertirlo en un círculo sustentable, de libertad, abundancia de momentos y bienestar.

El Primer Paso para Cambiar tus Hábitos de Consumo, es Darte Cuenta y Aceptar la Situación

Tenemos unos hábitos terribles. Manejar dinero y recursos no es nuestro mayor talento, y el problema lo ahonda el sistema mismo. Nacimos y crecimos en una sociedad irresponsable que nos educa para consumir, consumir y consumir, para lo cual hay que trabajar, trabajar y… trabajar.

Estás en medio de un canibalismo consumista, donde se utilizan todo tipo de hechizos (estrategias) para convencerte que tu felicidad depende de comprar, acumular, desperdiciar.

Y los medios son expertos en susurrarte en voz baja a través de cada cosa, que ese es tu ideal, y el comercio ni se diga, idealiza la vida con la historia que cuenta en sus escaparates. Es demasiado absurdoooo!

Pero esto puede cambiar!

Quizás no colgándote de cabeza en los arboles como nuestro amigo cocodrilo, pero si empezando por identificar tus hábitos de consumo y prometer ser fiel hasta la muerte a tu Yo sustentable (ese que todos tenemos porque el consumismo fue aprendido). Para soltarte de los tentáculos del marketing, tendrás ahorro para lo que te de verdadera felicidad. 

¿Te atreves a probarlo? 

¿Y Entoces Cómo Ganarle La Partida Al Mercado? Para Cambiar Hábitos De Consumo A Sustentables.

1. Cambia Tu Mentalidad Consumista

Ahora tu tesoro crecerá y crecerá pero no en monedas de oro, ni dólares, ni euros. En adelante es tu convicción, decisión para practicar en cada ocasión y sacar adelante tu proyecto de reducir, disminuir, ahorrar …  porque como lo hacían nuestros ancestros sabiamente, privilegiaban lo no material.  Centrarse en atesorar relaciones y experiencias, esa será tu mayor ganancia.

Disfruta los momentos con tus familiares y amigos, fortalecer dichas relaciones (se ha comprobado que la relaciones son fundamentales en la vida de las personas y, no se compran), el tiempo que le dedicas, la satisfacción de ayudar a la salud del medio ambiente, reducir contaminación, ser ejemplo para otros y dejar un legado en tu entorno.

Eso es lo verdaderamente importante, no comprar y comprar, que ropa llevas, de que marca, etc.

Quizás Pienses… ¿Soy un Bicho Raro?

Para nada, siéntente como tu propio héroe o heroína, y sabes? Cada vez vamos siendo más. Estás marcando una diferencia que por mínima que parezca suma al lado de quienes decidimos construir, safarnos de los tentáculos del gran pulpo consumista, para crecer lo esencial.

De modo que…

Elige una actividad preferida y listas de ella, 3 aspectos que te agraden mucho y valora lo que genera en tí, ese estado emocional en el que te coloca. Que no lo consigues en ninguna tienda, lo sentiste?

2. Encuentra tú Por Qué y Enamórate!

Aquí se trata de rastrear el verdadero motivo, en las profundidades de tu ser (muy dramático? Jeje) que yace bajo años de hacer las cosas sin preguntarte por qué, ese que te de inspiración e impulso permanente para hacer el cambio.

Piensa en la siguiente situación:

Un día cualquiera te encuentras en una tienda comprándote unas zapatillas, solo porque tienes dinero para hacerlo, las que terminan en un rincón, ya que ese Por qué, ese motivo, no es suficientemente fuerte para mantenerlas en uso.

En primer lugar, tener un por qué  te ayuda a ser más consistente, a perseverar hasta lograrlo.  Porque ante la ausencia de ello, cualquier dirección es correcta y cualquier opinión puede hacerte cambiar de sentido.

En consecuencia, no encontrar un por qué claro y profundo, te deja sin argumentos para defenderte ante las ideas, propuestas e intentos de convencimiento de los otros.  Además de perder sentido y claridad frente a tus acciones, al no tener presente el valor del objetivo.

Ese Por Qué, te enamora al movilizar el sentir, que es muy importante  al hacerte más fácil y recordarte el camino de regreso, rectificar cuando te desvíes.

Entonces es el Momento… de Jugar al Por qué, Por qué, Remembranza de tu Niñez.

¿Recuerdas que ésta era tu frase preferida? Solo que ahora, se trata de ser honesto contigo, y encontrar la raíz profunda de Por Qué lo quieres hacer.

Vamos!! manos a la obra, por ejemplo: “Quiero empezar a usar la bicicleta para transportarme”

¿Por qué? Porque no quiero sumar mas contaminación

¿Por qué no quieres mas contaminación? Porque quiero que mi hijo se desarrolle en un ambiente menos contaminado

¿Por qué quieres un ambiente menos contaminado? Para tener mejor estado de salud

¿Por qué deseas tener mejor salud? Porque puedo compartir más y mejor con quienes amo  

¿Por qué compartir mas y mejor con quienes amas? Porque eso me hace feliz y es de gran valor para mi.

Hasta que finalmente encuentres tu verdadero motivo, ese profundo que explique por qué quieres cambiar. Este te aclara tu acción, lo afirma, para lograr establecer el hábito que tú quieres en tu vida.

Te dará una sensación clara para actuar(como si un velo cayera delante de tus ojos), como estar enamorado, si, entonces a cultivar ese amor, ehhhh!

CUIDADO: Es en tí donde lo encontrarás, no en otras personas, ni en las circunstancias que no puedes cambiar.

Y entonces, cuando estés cerca de renunciar, flaqueé tu motivación o tú fuerza de voluntad no te dé, recuerda tu verdadero motivo.

¡ALERTA!: Si de pronto, tu motivo ya no es el propulsor para tomar acción, ojo, tus prioridades cambiaron. Sacude esos porqués y re-evaluarte a través de los porqués (debes re-enamorarte, ir a la reconquista de tu motivo)

3. Aclara Tus Necesidades Vs Caprichos (deseos)

Quizás pienses: “se trata del mismo mono atado con distinto lazo”

Humm, no es así, mira la definición de cada uno.

Necesidad: “Es una carencia o escasez de algo que se considera imprescindible”

Deseo: la acción de anhelar, sentir apetencia, aspirar a algo; anhelo por saciar un gusto.

Lo que si es claro, es su íntima relación. Pues el ser humano busca siempre algún tipo de satisfacción. Tanto una necesidad como un deseo responden a esta búsqueda de gratificación, con distintos sentidos de importancia y urgencia. (diferencia entre necesidad y deseo)

Pero es allí donde tu consciencia marca la gran diferencia, pues obliga a poner sobre la mesa lo que realmente te proporcione gratificación, respondiendo a aquello que favorezca tu bienestar.

Además de que tus emociones y sentimientos también han sido invitados, pues acompañan, anteceden siempre el deseo.

Debes saber que este es un punto crítico, pues es el foco donde apunta estratégicamente el mercado para engordar el consumo, es su arma secreta que utiliza para atraparte, vistiendo tus deseos con ropajes de necesidad.

Así, logran hacerte creer que necesitas cosas, es decir, mostrándote lo nuevo como solución a tus problemas: te dará más tiempo, más estatus… más felicidad. Y van más allá, te convencen que para estar mejor necesitas tener lo que ellos ofrecen.

Sin embargo, nuestras verdaderas necesidades son, en realidad, muy pocas. Lo esencial se reduce a: Alimentación, vivienda, salud, vestido, transporte y el apoyo y reconocomiento familiar o entorno cercano. 

Que no importe la marca ni la popularidad del producto: solo la calidad y la durabilidad.

Identifica todo lo que no es esencial y ponlo bajo la lupa.

Que te parece si empiezas preguntándote:

  1. ¿Aporta verdadero valor a mi vida?
  2. ¿Me hace feliz por otras razones?
  3. ¿Qué emoción me genera no tenerlo ahora?
  4. ¿Cambia significativamente mi vida ese producto o servicio?
  5. ¿Aporta o destruye valor al medio ambiente?

Luego, si hay ausencia de bienestar real, y casi siempre lo es, agarra tu espada ninja y ¡zas! Un gasto menos, que aparte de tu economía, es ganancia para el planeta, para todos.

4. Sé Consciente De Las Compras

Este puede ser un punto álgido, lo he vivido, pero fundamental porque es del pastel el mayor pedazo, es una actividad que sí o sí debes realizar. 

El tema es como compras, si al hacerlo consideras la cantidad de recursos (energéticos, económicos, humanos y  naturales), la calidad, el origen de productos o materias primas, el impacto de los desechos, y podremos extender la lista. 

No te pido que vayas con una lista de checklist todo el tiempo y un cumplimiento del 100% de los requisitos, porque seria agotador salir de compras.

Pero, puedes acudir a tu niño sustentable (el que hay en ti, evocando sus experiencias de bañarse en el río, sentir el aire puro, ver los mares sin plástico…) para idearte unas buenas estrategias que te saquen a la lista de los que construyen.

Vamos, ten en Cuenta estas pautas para Empezar a Cambiar Hábitos de Consumo:

A. Prioriza Criterios

Puedes elegir algunos criterios (cantidad de recursos energéticos, económicos, humanos y  naturales, la calidad, impacto de los deshechos, etc..) alcanzables para ti y aplícalos cuando estés de shopping, tener unos definidos para víveres y otros para hogar. Vuélvelo un juego, en una ocasión aplicas unos, en una siguientes los otros, variar está perfecto!

De este modo, le enseñas a tu cerebro una manera y como un juego, volverlo parte de tus hábitos sustentables, porque hacerlo divertido genera sustancias químicas en el cerebro que querrás experimentar de nuevo. Además, de la satisfacción de ayudar a dejar un mejor entorno para tu descendencia.

B. Procastina!! Tus Compras

Aquí está permitido!!! Porque es una jugada sencilla para combatir la inercia del consumo. Antes de decidirte por comprar espera…espera, esta simple acción bajará el ánimo, te darás cuenta que no lo necesitas, no es indispensable para tu supervivencia.

Usa lista de espera (para calmar el monstruo del consumo), consiste en ir anotando todo aquello que has sentido el impulso de adquirir, a la semana la revisas, si aún está el deseo la dejas reposar otra semana y si has sobrevivido sin eso, sácalo,táchalo de la lista porque no es tannnn necesario, como el impulso te lo mostró.

De esta manera, ella va ha mostrarte que es lo realmente necesario, que muchas de las compras que hacías no lo eran. 

Y entonces, es cuando las realmente necesarias siguen el camino de la luz  😄 y te llevan a cambiar hábitos de consumo.

Después de pasar esta mega-prueba, aplicas tus Criterios Priorizados y además, puedes buscar ofertas, pues ya tienes clarísima tu necesidad, no estás respondiendo al estímulo de ¡¡¡OFERTA!!!,  y optar por la mejor relación calidad-precio.

C. Vé Por Buenas Compras

Buena compra = Mas barato

Esta es una percepción falsa, se queda sin piso cuando los productos adquiridos a bajo costo tienen una vida útil reducida, una mala calidad, ya que te obliga a la re-compra en un menor tiempo del planeado.

Piénsate comprando una camisa de 10 dólares, te sientes el súper buso de los precios bajos, pero si al cabo de una cuantas lavadas ya hay que desecharla porque perdió el color o la forma, vaya que has ganado…  

Entonces cuestiona…

✓ La buena compra es encontrar productos de calidad y larga duración, que aporten valor a tu vida a un precio justo (contempla al productor, comercializador y a ti).

✓ Has acertado al comprar cuando, la huella ecológica de lo que compras es mínima (la demanda de recursos para que ese articulo este en el anaquel, góndola o escaparate)

✓ También lo es, la dimensión ética de los productos que estás dispuesto a llevar a casa, conocer y decidir teniendo en cuenta la maneras de producción, de relacionarse con interlocutores y el medioambiente.

Allí Puedes, Para Cambiar tus Hábitos de Consumo, Preguntarte:

¿Es una marca famosa por prácticas nocivas para el medioambiente? ¿El producto es de una empresa que vulnera los derechos humanos de sus trabajadores? ¿Es una empresa con relaciones ventajosas sobre sus proveedores? ¿El envase es reciclable? ¿Contiene productos tóxicos?

Date cuenta que cada vez que compras estás apoyando y fomentando ciertas prácticas., quizás sin darte cuenta porque no lo considerabas importante o no sabías.

D. Compra Primero En Casa

Suena loco verdad? Pero no lo es, es un acto sencillo que puede ahorrarte dinero, tiempo y energía, sin contabilizar lo que ahorras al medioambiente.

Solo debes sentarte o tomarte el tiempo para revisar tu despensa, nevera, congelador antes de ir al supermercado, hacer tu lista mental o física de lo que realmente está faltando.

Igualmente, haces tu lista de compras(a partir de los que superaron la prueba de la procastinación de compras, ehhh) de ropa, accesorios y aseo personal, etc. De esta manera, le das foco a tu cerebro, concretas la acción y disminuyes el riesgo de los desvíos.

Te entiendo son muchas cosas, no te abrumes!

Empieza con uno de estos aspectos para hacer de tu mejor compra un habito, porque esto que vez pequeño hace la diferencia cuando se suman todas las voluntades.

5. Quítale La Máscara Al Marketing

Saben cómo hablarte (te conocen quizás mejor que tú mismo), para deslumbrar, es el mejor conquistador. ( debes estar preparado interiormente)

Aprende a identificar las trampas del marketing y no te dejes deslumbrar, conoce sus artimañas, artilugios que son muchos y estudiados. Aquí si, toca ponerse como caballo cochero, con la mirada hacia el objetivo.

Por lo tanto, conoce su lenguaje para que no caigas:

❗️Te ofrecen muestras gratis

❗️Las siempre famosas rebajas, con tiempo limitado o los últimos productos

❗️Te muestran la opinión de expertos a favor del producto

❗️Te cuentan que todos lo están comprando-usando

❗️Los personajes famosos usando el producto o recomendándolo

Y te lo refuerzan con envases de formas y colores llamativos, donde empacan o prometen la felicidad, popularidad o belleza.

Ofrecen productos que requieren el uso de otros productos o tienen un uso especifico.

De modo que, sal a la tienda con las alertas encendidas, para que logres escapar de los artificios del marketing, diseñados con un único propósito: hacerte parte de su ejército consumidor y adueñarse de tu dinero, que horror!!! No lo permitas. 😮

Cuando estés en el pasillo y veas el súper aviso de oferta, deja el automático del cerebro al cual le están hablando, y racionaliza la situación (piensa):

-Están hablando a mi inconsciente para crear necesidad -Solo necesito lo de mi lista -Vine con un objetivo concreto

Llénate de argumentos (añade más), verás como cae la máscara y sales victoriosa hacia la meta de cambiar tus rutinas de consumo.

6. Crea Más – Menos Consumo

“Necesitamos lo que compramos en la medida en que nos auto-convencemos (o nos convencen) de que el producto en cuestión nos va a ayudar a ser más felices y a vivir mejor. En ese sentido, con la sociedad de consumo el individuo tiene como principal actividad consumir.”

Que tal si…

Las decisiones y acciones que emprendas, empiezan por quitarte las gafas del consumismo y descubrir el punto justo de tus necesidades y deseos, das un paso significativo y valioso en el camino de cambiar tus hábitos de consumo hacia la sustentabilidad. 

Romper con la inercia en el que va la mayoría, de hacer del consumismo su estilo de vida, respondiendo a una idealización mentirosa de felicidad.

Por ello, dar alas a tu creatividad te pone en un lugar de aportación, donde te aseguro que los beneficios serán mayores.  Con cada creación tuya en lugar de salir a comprarlo recibes en distintas formas, como:

✔️ Placer y satisfacción de hacerlo tu mismo, al incrementar el valor de lo elaborado dada la experiencia y sensación proyectada en el, asimismo, refuerzas el sentimiento de orgullo y autoestima (según investigación por la universidad de Harvard, Yale y Duke- efecto Ikea).

✔️ Dejar de responden ante modelos de consumo idealizados mediante las efectivas técnicas de marketing.

✔️ Romper con la expansión del consumismo en tu entorno inmediato, valiéndote del aprovechamiento y prolongando la vida útil de materiales.

✔️ Más Ahorro de dinero que puedes destinar a crear momentos, experiencias que te den verdadera felicidad.

✔️ Crear un estado expansivo favorecedor de una química saludable en tu cuerpo.

Te reto la próxima vez que pienses en comprar, a preguntarte primero:

¿Puedo hacerlo Yo misma?

Entonces consulta a San Google (el nunca te abandona) como hacer XXX e inténtalo! Tu cartera te lo agradecerá. (y muchos más)

Empieza con algo muy sencillo para motivarte y lo logres, así le das el mensaje a tu cerebro de disfrute como recompensa, entonces la próxima te lo facilitará.

Entrarle a cambiar tus hábitos de consumo a sustentables, solo requiere de dar pasos de bebé con pequeñas acciones sostenidas en el tiempo, y como el bebé poco a poco irá creciendo y avanzando.

Hazlo parte de tu estilo de vida, con la satisfacción de estar aportando y ayudando al entorno, a tí mismo, a tu familia, a tus amigos y dejar a tus hijos un medio ambiente mejor del que pueden tener si no haces nada.

¿Qué tanto estás dispuesto ha hacer? compártenos y crece la Onda Sustentable!

Comparte en tus redes sociales
Share on Facebook
Facebook