Prepárate Mentalmente Para el Cambio

Prepárate Mentalmente Para el Cambio

mayo 20, 2019 0 Por Monik Zapata

No soy capaz…

No sirvo para esto…

Imposible lograrlo, hay otros mejores que yo

Lo voy a intentar… pero siempre fallo

No eres el único, estos pensamientos en algún momento nos han sido cercanos o muy cercanos.  El sendero a elegir, cambiar pensamientos negativos y hábitos.

Tu mente, la mega fábrica de pensamientos…

En ella se producen según investigaciones, alrededor de 70 mil pensamientos por minuto, pero en lo que quizás no habías pensado, es que muchos están en la línea de negativos, limitadores y frustrantes.

Pero, Ojo con el pesimismo…

1. Entrar en este estado trae numerosas consecuencias, la fundamental es que crea una reacción bioquímica en tu cerebro, quien a su vez la envía al cuerpo, alineando estos pensamientos con el resto de tu cuerpo, causando enfermedad.

2. Un diálogo interno negativo, que te impide identificar las oportunidades, pasar a la acción y lograr los objetivos propuesto, valiéndose del autosabotaje.

3.Ver que el mundo te a elegido como objeto de su plan destructor, donde eres la víctima, todo camina en tu contra e impide que el éxito te abrace.

4. Y otro no menos importante, pero si muy familiar, el Estrés, la nube que se posa sobre tus ojos para no ver las distintas posibilidades ante una situación, sumado lo que trae a tu estado de salud, producto de la bioquímica en el cuerpo.

¿¿Qué hacer, quien podrá salvarte??? Tranquilo eres el héroe de tu historia!

A partir de lo anterior, debes enterarte que hay variados abordajes, pero en todos Eres el punto focal, es fundamental que te salves de pensamientos negativos, te pongas en marcha en esa dirección.

Lee todo lo que sigue, descubrirás como ser el héroe, con maneras prácticas que te permitirán ir en crecimiento, cambiar pensamientos negativos y hábitos.

Cambiar pensamientos negativos y habitos

Inmediatamente, luego de recorrer la infografía, te lo cuento en palabras para quedar claros, estás de acuerdo?

Prepararse Mentalmente… es Cambiar Pensamientos Negativos y Hábitos

Porque son tus pensamientos los que crean la realidad que ves a tu alrededor, te ponen frente a un estado de huida o de crecimiento, conoce de qué se trata.

👉🏾 Son Automáticos, llegan sin preguntar, de diversos matices, insumo para tu cerebro fabricar la realidad con la que de verdad convives.

👉🏾Parten de percepciones, pensamientos fundados en  generalizaciones, prejuicios y dicotomías (que vienen de manera importante de  la forma de educación).

👉🏾Saturación, gran cantidad de pensamientos que no corresponden con la realidad del momento o la situación.

Atiende tus pensamientos a diario, un tránsito útil y obligado para cambiar pensamientos negativos y hábitos.  (Sigue los pasos para deshacer el hechizo…)

Siguiendo con ello:

✔︎ Identifica tus pensamientos negativos y acéptalos, sin resistencia.

✔︎ La escritura es tu mejor aliada para enfrentar estos diálogos negativos, hazlo en algún momento de tu  día, llevando un diario. ( de tu vida secreta, jajaja)

✔︎ Transforma tus pensamientos.

✔︎ Empieza por contrastarlos con la realidad, refuta y debilítalos.

✔︎ Pon el pensamiento en tela de juicio, preguntándote ¿Es 100% probable que suceda, qué te lo prueba?, ¿Tiene una justificación?, ¿Qué es lo más negativo a suceder?.  Aquí empiezas a corres velos.

No solo pensarlo ya te lo hace real, recuerda que tu mente es obediente al miedo, se vale de él para mantenerte en el lugar conocido porque le da seguridad.

✔︎ Rectifica el pensamiento negativo.

Ajustándolo a la realidad de un modo adecuado, sin ahogarte en el positivismo excesivo.

¿ De nuevo escritura?

Sí, Lo lamento 😮, pero desde mi experiencia (y diversas propuestas terapéuticas), la pregunta es la granada, que te permite entrar en el inframundo, aprender de él y salir cada vez a la superficie.

A partir de ello, atiende a cuestionamientos, que te den la posibilidad de cambiar estos pensamientos negativos y hábitos.

Para Cambiar tu Diálogo Interno:

En primer lugar, contempla interrogarte en los aspectos que a continuación te cuento:

1.Qué emoción está detrás de tu pensamiento? (el que elegiste pare empezar)  Te ayuda o perjudica?

2. ¿Cómo necesitas sentirte ante la situación para afrontarla mejor? Cuáles recursos necesitas para ello? (entiéndase recursos=habilidades, talentos, etc, que posees)

3.¿Cuál pensamiento creíble y válido para tí, puede generar la emoción requerida para lograr el estado que necesitas?

De esta forma, conviértela en tu práctica diaria (una buena amiga =)) al empezar tu día, para dar ese empujón y enfrentar este diálogo interno.

Úsalo, con cada uno y así empezar a cambiar pensamientos negativos y hábitos.

Cambia la Fisiología de tu Cuerpo

Y, ponte en un mejor estado emocional, pilar del cambio y llave de los pensamientos.

1. Toma  una ducha de agua fría y aumenta la producción de las hormonas de la felicidad como las endorfinas (sencillo y positivo, aunque con racionalidad, sin despilfarros)

2. No te quedes quiet@, no estamos diseñados para el sedentarismo, este es aliado de emociones bajas como la tristeza, ansiedad, angustia, etc.

3. Agradece para aumentar la serotonina (compañera de las endorfinas), es detenerse y darse cuenta de las cosas que te acompañan y sueles no valorar o pasar por alto, en lo externo e interno, hacen parte de tus herramientas para el camino.

Hasta ahora has mirado el poder de los pensamientos, a partir de aquí empieza a jugar en el mismo equipo con los hábitos, maneras para adquirir o cambiar tus rutinas.

Elementos Esenciales para Iniciar el Cambio de Hábitos

Finalmente, soporta tu hacer en estos 4 pasos, y vé por la construcción de los hábitos que aportan a tu estilo de vida, ese que te conducen a sentirte en equilibrio.

1. ¿El cambio propuesto está alineado con lo que deseas?

Conectar con el deseo verdadero, con tu proyecto de vida, llévalo al papel para volver sobre ello cada que sea necesario.

2. Analiza tus pensamientos y sentimientos.

Observa cuando has decido cambiar o adquirir hábitos, cuáles son los pensamientos y sentimientos que llegan, siéntelo y escríbelo (de nuevo mi amiga, tu amiga en adelante, por ello te presenté la escritura).

De esta manera, identificar que haces para “controlar” pensamientos y sentimientos: vas a comer, caminar, dormir, ver tv, etc..

Estas son las trampas en que caes e impiden conseguir el hábito aportador, que te has puesto como meta.

3. Pasa a la acción sin excusas

Teniendo claro tu hábito, las trampas y el motivo.

Necesitas tomar acción sobre las trampas que te desvían del objetivo, y recordar tu motivo profundo, actúa como impulsor  del cambio de hábito que has puesto delante de tí, y construir un mejor estilo de vida.

4. Fallar y volver a empezar.

Es importante comprender que en el tránsito de este cambio, el fallo es una posibilidad (y quizás más de una vez), pero la actitud potenciadora es aprender de él, corregir y empezar desde lo mínimo. No necesitas aumentar el fardo de culpas.

Y algo más…

Por último, es clarísimo que necesitas de la práctica de pequeñas acciones, de reconocerte y disfrutar de esos logros a lo mejor mínimos, pero fundamentales para sentir que los has hecho.

Cambiar pensamientos negativos y hábitos, es una necesidad para avanzar en la construcción del estilo de vida que te has propuesto.

Descubre y fortalece estas herramientas para no ser arrasados por dichos patrones, que sientes quizás en tu vida, como la montaña que ni Mahoma puede mover.

Entonces, empieza a quitarle poder a esta montaña, construida con la ayuda de muchos a lo largo de tus experiencias, pero que tú puedes pasar.

¡Empieza ahora mismo el trabajo con tu montaña! y cuéntanos, para que construyamos con las experiencias de todos.

Comparte en tus redes sociales
Share on Facebook
Facebook
Pin on Pinterest
Pinterest
Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email